Sistemas Alimentarios Locales, en la mira de la cooperación entre FAO y el gobierno de Cuba

Cuba prepara Plan Nacional de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional con apoyo de la FAO, que acompaña al país con metodologías probadas en la región

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y el Primer Ministro, Manuel Marrero, dirigieron una reunión esta semana para analizar la propuesta de Plan Nacional de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional, en el cual trabaja el gobierno desde hace varios meses con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“El Plan ofrece directrices para la gestión de trabajo del Estado cubano en la organización de sistemas alimentarios territoriales soberanos y sostenibles que integren la producción, transformación, comercialización y consumo de alimentos y el fomento de una cultura alimentaria y educación nutricional que contribuya al logro de una población saludable”, explicó Elizabeth Peña, jefa del Grupo Nacional de Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar del Ministerio de la Agricultura, organismo que coordina la formulación del programa presentado.

El documento incluye antecedentes, diagnóstico, metodología, marco conceptual y un plan de acción. Para su elaboración trabajaron representantes de 22 ministerios, 11 grupos empresariales, 25 entidades de ciencia, tecnología e innovación, 10 organizaciones de la sociedad civil y cinco organismos internacionales. La FAO acompañó el proceso desde el punto de vista metodológico y sobre la base de las experiencias en la construcción de planes de seguridad alimentaria en la región.

Peña precisó que entre los temas estratégicos identificados se encuentran: disminuir la dependencia de las importaciones de alimentos e insumos; garantizar la calidad e inocuidad y disminución de las pérdidas y desperdicios de alimentos; consolidar los sistemas alimentarios locales; y movilizar los sistemas educacionales, de la cultura y de la comunicación para fortalecer la educación alimentaria y nutricional.

El presidente cubano señaló que la propuesta integra y se nutre de propósitos ya definidos en otras estrategias y programas sobre producción de alimentos de manera sostenible, y que se dirige especialmente hacia una problemática compartida entre todos: cómo disminuimos la importación de alimentos en el país y a su vez garantizamos aquellos que la población cubana necesita.

Díaz-Canel destacó, además, que se promueve el desarrollo de nuevas tecnologías, la innovación, la cultura nutricional y la transformación de formas de gestión, lo cual se debe acompañar con inversiones.

En los sistemas alimentarios locales, aseguró, están las bases esenciales para la concreción del Plan diseñado, pues es en los territorios donde se logra una verdadera diversificación de la producción ajustada a las características de las comunidades.

En la reunión participaron Salvador Valdés Mesa, vicepresidente de la República; Marcelo Resende, Representante en la FAO en Cuba; el teólogo brasileño Frei Betto, asesor de FAO; así como ministros y otros funcionarios del gobierno.

Este Plan es un gran esfuerzo de trabajo intersectorial, subrayó Resende, que le permitirá a Cuba mantener sus logros en materia de seguridad alimentaria y nutricional y enfrentar desafíos como el autoabastecimiento y el aumento del sobrepeso en la población.

El Representante de la FAO se refirió, asimismo, a la importancia del derecho a la alimentación, reconocido en la Constitución de la República, y a consolidar las acciones que lo respalden.

Frei Betto, por su parte, reforzó la necesidad de la participación popular en el Plan, para que el pueblo no se sienta beneficiario, sino protagonista, y porque la educación nutricional involucra a todos.

“Desde pioneros hay que enseñar a los niños por qué hay que comer vegetales, por qué hay que dejar de ingerir azúcar en exceso o qué efectos tienen los alimentos en nuestro organismo, porque somos en general muy analfabetos en esos temas, sin ninguna noción sobre los efectos que los alimentos tienen en nosotros y esa es una cultura que tenemos que desarrollar”, reconoció.

A partir de este y otros análisis será enriquecida la propuesta del Plan Nacional de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional de Cuba, el cual incluirá evaluaciones económicas, así como mecanismos de monitoreo que permitan su revisión constante.

En América Latina y el Caribe, la FAO ha apoyado con metodologías, herramientas y asistencia técnica a alrededor de 20 países para el desarrollo y fortalecimiento de políticas, planes y estrategias nacionales de seguridad alimentaria y nutricional, entre ellos, Argentina, Colombia y Panamá.

Vea video publicado por la Televisión cubana

https://youtu.be/gyJ_asPaItg

 

Con información de FAO

 

Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
FAO
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura