ONU Cuba en 2020: Reporte de Resultados

Consuelo Vidal: Poner a las personas en el centro es el espíritu con el que presentamos este informe, que resume los resultados de un año complejo y desafiante

ONU Cuba pone a disposición de sus lectores el Informe de Resultados 2020, un reporte que sintetiza el trabajo de las Agencias, Fondos y Programas acompañando el desarrollo sostenible del país en cuatro áreas: Gobierno Eficaz, Transformación Productiva, Sostenibilidad Ambiental y Gestión de riesgos y Desarrollo humano con equidad.

El texto completo del informe puede consultarse aquí. Les dejamos con el Prólogo de la Coordinadora Residente, Consuelo Vidal-Bruce:

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud declaró como pandemia a la COVID 19. Ese mismo día, las autoridades cubanas informaron los primeros casos de la enfermedad en el país. Como había ocurrido en el resto del mundo, la COVID 19 no solo dejaba en Cuba efectos sanitarios, sino repercutía negativamente sobre otros muchos ámbitos de la vida.

Dentro de un contexto marcado por los impactos sanitarios y socioeconómicos de la pandemia, el Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en Cuba aprobaba un Plan de Respuesta con 4 pilares estratégicos de intervención:  Salud, Protección a las personas, Respuesta Económica y Recuperación, y Respuesta Macroeconómica y Colaboración Multilateral.  El Plan se aprobó con un presupuesto disponible de 28.4 millones USD y sus actividades se integraron a las prioridades del nuevo Marco de Cooperación.

En julio de 2020, el gobierno cubano hacía pública una Estrategia Económica y Social para enfrentar el impacto de la COVID 19. Apenas un mes después, en agosto, las Agencias, Fondos y Programas del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba firmaban con el país un nuevo Marco de Cooperación para el Desarrollo Sostenible (“Marco de Cooperación”) para el ciclo 2020-2024. Como resultado de un proceso participativo liderado por el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera (MINCEX) y el SNU, se definieron 4 áreas prioritarias en el acompañamiento al desarrollo sostenible de Cuba, respondiendo a 4 ejes estratégicos del Plan Nacional de Desarrollo 2030: Gobierno Eficaz, Transformación Productiva, Sostenibilidad Ambiental y Riesgo de Desastres; y Desarrollo Humano con Equidad.

En el contexto de las transformaciones en curso, asociadas al impacto de la pandemia de la COVID 19 y la actualización del modelo económico y social cubano, el nuevo Marco de Cooperación responde a las prioridades nacionales y articula actores sociales, contrapartes y socios de la cooperación en torno a la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).  El pasado año ha sido crucial para la consolidación de esas alianzas, así como para el fortalecimiento del diálogo estratégico con el Grupo Nacional 2030, encargado de coordinar el seguimiento a la implementación de la Agenda 2030 en el país.

En este sentido, el Secretario General del SNU, António Guterres, se ha pronunciado por la vigencia de la Agenda 2030 y sus metas, por más difíciles que sean las circunstancias y en Cuba, por ejemplo, el acceso universal a la salud permitió una respuesta eficaz a la pandemia, demostrando así esta vigencia.

Durante el año, el SNU ha apoyado, entre otras, la respuesta a la pandemia de la COVID 19, la gestión integral del desarrollo local (dentro de un contexto que apunta a la descentralización y a un mayor protagonismo del nivel territorial en la toma de decisiones),  la seguridad alimentaria y nutricional, la calidad y sostenibilidad de los servicios sociales, así como los sistemas de protección y cuidado, con énfasis en los sectores más vulnerables, los encadenamientos productivos que potencien la generación de ingresos y empleo, el manejo de los recursos naturales y la incorporación de consideraciones ambientales, climáticas y de riesgo en las actividades económicas y sociales; el impulso a estrategias de financiación al desarrollo y a los ODS, con iniciativas vinculadas al comercio exterior, la inversión extranjera y el diseño de políticas a través de un Marco Integrado de Financiamiento.

Las personas adultas mayores, las mujeres, los niños, niñas y adolescentes, las personas que viven con VIH, los jóvenes, las personas con discapacidad, quienes habitan zonas de riesgo de desastres, forman parte de los sectores focalizados por las acciones de las Agencias, Fondos y Programas en el país. El impacto de a COVID 19 ha complejizado la implementación de algunas de las acciones del SNU y ha obligado a buscar y encontrar alternativas viables en las nuevas condiciones.

Poner a las personas en el centro es entonces el espíritu con el que abordamos nuestro trabajo y también es el espíritu con el que presentamos este informe, que sintetiza los resultados de un año 2020 complejo y desafiante. Agradezco, en este sentido, el diálogo permanente y fluido con las autoridades cubanas, que facilita el alto nivel de sinergia de nuestro trabajo con las prioridades nacionales de Cuba.

 

Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa
ONU
Naciones Unidas